La ley del número

Registered by carboanion of Sevilla, Sevilla Spain on 11/15/2008
Buy from one of these Booksellers:
Amazon.com | Amazon UK | Amazon CA | Amazon DE | Amazon FR | Amazon IT | Bol.com
This book is in the wild! This Book is Currently in the Wild!
1 journaler for this copy...
Journal Entry 1 by carboanion at Plaza del Pumarejo in Sevilla, Sevilla Spain on Saturday, November 15, 2008

Released 11 yrs ago (11/22/2008 UTC) at Plaza del Pumarejo in Sevilla, Sevilla Spain

WILD RELEASE NOTES:

WILD RELEASE NOTES:

Este libro será liberado en la Plaza del Pumarejo el sábado 22/XI/08, con ocasión del Mercadillo Cultural, en el que ponemos un puesto junto con la gente del Hacklab.

Journal Entry 2 by carboanion from Sevilla, Sevilla Spain on Saturday, November 15, 2008
Ups, al sacar las etiquetas prenumeradas se me pasó por alto que había entrado con mi nick y no con el de la estantería genérica, porque este libro nos lo ha dado la persona que en El Pumarejo pone un puesto de la CNT.

En la contraportada de La ley del número se nos cuenta la biografía del autor:

"Ricardo Mella Cea 81861 - 1925)
Nacido en Vigo, se afilió a los 18 años al partido republicano federal. Por influencia directa del anarquista madrileño Juan Serrano Oteiza comienza una lenta pero segura evolución hacia las ideas anarquistas, de las que fue un firme defensor a partir de la década de los ochenta del siglo XIX. Defendió de modo brillante las tesis anarco-comunistas que enfrentaron a dos sectores del anarquismo español. Fue sin duda el mejor teórico anarquista que han dado estas áridas tierras, como lo demuestra el folleto que presentamos. Además de innumerables artículos diseminados por la prensa anarquista de todos los matices, dirigió varios periódicos, entre ellos Acción Libertaria. Es también autor de una gran catidad de folletos, entre los que destacamos La bancarrota de las creencias. El anarquismo naciente (Valencia, 1903), La coacción moral (1893) y Breves apuntes sobre las pasiones humanas, trabajo presentado al Segundo Certamen Socialista celebrado en Barcelona en 1889, que mereció un premio del jurado, además de escribir, en 1896, la refutación a las teorías de Lombroso sobre los anarquistas, con gran acierto. Se han publicado numerosas antologías de sus escritos y en 1926 y 1934, a cargo de José Prat y Eleuterio Quintanilla, respectivamente, los dos primeros tomos de lo que debieran haber sido sus obras completas que quedaron inconclusas."

Como decía, este libro nos lo han dado hoy mientras estábamos en El Pumarejo y, como es muy cortito, he empezado a leerlo en el autobús de vuelta: yo reconozco que no soy de derechas ni mucho menos, pero en comparación con los anarquistas soy muy conservadora y por tanto, aunque no puedo negar algunos hechos que en este folleto se describen (el análisis que se hace sobre hasta qué punto se consigue una representación significativa y por tanto se respeta la voluntad del pueblo sí me parece razonable y cierto), cuando entra a especular sobre hipotéticos casos en los que la mayoría se equivoca o intente prever la reacción ante determinadas situaciones y propone la autoregulación de los individuos, entre los que naturalmente surgen las normas de conducta, ya me parece demasiado idealista. No tengo fe en el ser humano como para creerme determinadas cosas que aquí se proponen.

Como decía, cuando registro este libro todavía no he terminado de leerlo, pero esta ideología me resulta ajena por completo, no comparto nada de ella, así que dudo mucho que me vaya a causar buena, grata o duradera impresión.

P.D: Corroborado. El autor no sólo se embarca en la descripción de una sociedad ideal que, como si de la República de Platón se tratase, se desenvuelve tal y como a él le interesa que se desenvuelva, sino que además todo aquel que se atreva a pensar que el hombre no es intrínsecamente bueno ni siquiera se merece vivir en su sociedad ideal en la que se ha abolido la democracia e impera sólo el sentido común. ¿Nadie le dijo que ése es el menos común de los sentidos?

Are you sure you want to delete this item? It cannot be undone.